Hartos de trabajar para Google

El planeta prisionero de Google

Hartos de trabajar para Google. Primero lo bonito.

Es inconcebible que no estallemos por estar hartos de trabajar para Google. Es increible como ha calado la idea de que Google es un benefactor de la humanidad que ofrece muchos servicios útiles e imprescindibles totalmente gratis, de manera altruista. 

Es cierto que parece que Google presta innumerables servicios gratis a los usuarios, desde rutas de mapas, almacenamiento, email, agenda, sitios de negocios, páginas web, etc. Y todo sin que el usuario tenga que desembolsar un €.

Esto lo vamos a matizar más adelante, ya que no es oro todo lo que reluce.

Lo que está demostrado es que la compañía se ha convertido en un gigante ingobernable que solo trabaja para satisfacer su avaricia obsesiva y ansiosa por ganar dinero y quedarse solos en el mercado.

El nombre de la compañía viene de un error cuando quisieron utilizar el nombre googol, que devino en google. Aquí podéis consultar la historia y ver el vídeo de Carl Sagan explicando lo que es un googolplex. 


En 1940, junto con James R. Newman, Kasner escribió un libro no técnico de matemáticas, Matemáticas e imaginación) (ISBN 0-486-41703-4), donde mencionó por vez primera el término googol:


Palabras de sabiduría pronuncian los niños, por lo menos tan a menudo como los hombres de ciencia. El nombre googol fue inventado por un niño (sobrino del Dr. Kasner, de nueve años de edad), a quien se le pidió que propusiera un nombre para un número muy grande, a saber: un 1 seguido de cien ceros.

Estaba muy seguro de que este número no era infinito y, por lo tanto, igualmente en lo cierto de que tenía que tener un nombre. Al mismo tiempo que indicó la palabra “googol”, sugirió el nombre para otro número aún mayor: Googolplex.

Un googolplex es mucho mayor que un googol, pero continúa siendo finito, como se apresuró a señalar el inventor de su nombre. Primero se sugirió que un googolplex sería un 1 seguido por tantos ceros que uno se cansase de escribirlos.

El googolplex es, pues, un número finito determinado, formado por tantos ceros después de la unidad, que el número de ceros sea igual a un googol. Un googolplex es muchísimo mayor que un googol, muchísimo mayor aún que un googol de veces un googol.

El número googol y Google

El nombre asignado a Google, el motor de búsqueda de Internet, tuvo su origen en un error de ortografía al escribir googol,​ que se refiere a 10100 (representado por un 1 seguido por 100 ceros).
Googleplex es el nombre de las oficinas centrales de Google, localizadas en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain ViewSanta Clara CountyCalifornia, cerca de San José, California.


Googleplex es una variante de gúgolplex, el nombre que le dio el sobrino de Edward Kasner a otro número, a saber:
{10}^{\mbox{googol}}={10}^{({10}^{100})}}
(un uno seguido por un gúgol de ceros).

El origen del nombre Google. Extraido de la Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Edward_Kasner 
Aquí la explicación de Carl Sagan sobre el asunto

Bueno ya hemos contado lo bonito, ahora toca el modelo de negocio

Realmente cuando dejas de ser un usuario de a pié que utiliza Google para buscar cosas en la web, empiezas a comprender la cantidad de trabajo y de recursos que tienes que gastar para “contentar” a Google.

Si te gusta dejar constancia de tus visitas a sitios como bares, restaurantes, monumentos etc, te acabas convirtiendo en un un Local Guide .

Sin darte cuenta, te pasas un montón de tiempo contestando preguntas, haciendo y enviando fotos y actualizando la información de los sitios, además de haciendo reseñas de los mismos.

En general, todos los productos “gratuitos” de Google tienen una contrapartida que todos pagamos gustosamente a cambio del servicio que nos ofrecen.


Hasta aquí estaríamos casi dispuestos a admitir que una empresa privada con su afán de lucro reciba la colaboración desinteresada de sus usuarios con el fin de “prestarles un mejor servicio”.


Hay que reconocer que son unos genios del marketing y que han sabido vender la idea de que creamos que, si trabajamos para ellos gratis, en realidad es para que puedan “prestar” un mejor servicio a los demás.

Parece que, de manera involuntaria, están “olvidándose” de mencionar que con esos datos van a ofrecer un servicio de pago a las empresas y profesionales que les va a reportar enormes beneficios.

Está claro que han revolucionado el mundo y tienen un producto que nos ha hecho traspasar las fronteras del siglo XIX y nos ha puesto a un paso de una sociedad mejor. 

¿Realmente piensas que todos los “servicios” gratuitos que ofrece Google no les cuesta dinero?

Hay que reconocer que la inversión que hace Google en toda la infraestructura necesaria, es una inversión “monstruosa”, fuera del alcance de empresas y organismos que no tengan una gran fuente de capital.

Tiene que tener la capacidad técnica y los medios humanos para :

  1.  Poder  indexar toda la web, prácticamente todos los días.
  2. Ser capaz de “entender” lo que el usuario busca.
  3. Mostrar, en unos pocos milisegundos, un montón de páginas donde puede encontrar la información que está buscando.

Esto, si fuese solo para ofrecer información al usuario, sería una tarea altruista que no va a hacer una empresa privada. 

La “suerte” para Google es que, gracias a mostrarte esa información, se queda con tus datos y también pone en marcha un modelo de negocio basado en la publicidad que es de donde procede su verdadera fuente de ingresos.

Diseñar un sistema de esta envergadura, optimizarlo continuamente y mantenerlo es un coste bestial que suponemos que excede al PIB de algunos países.

Puedes documentarte un poco sobre esto viendo la 4ª temporada de
Halt and Catch Fire que desarrolla el tema de los inicios de los buscadores (Netscape y Yahoo!).

Hay que reconocer que la teoría es sencilla, hacer un programa que vaya recorriendo todas las direcciones Ip’s posibles y cada vez que encuentra algo en alguna de ellas lo va anotando en una base de datos.

Las técnicas que inventaron otros los spider

Ahora la red está llena de estos “robots o arañas/spiders” que recorren tu web para indexar el contenido que publiques.

Osea, la acción de indexarla es algo que hacen los buscadores, pero el contenido que se indexa es de los usuarios que lo han publicado.

Es curioso cómo una compañía se puede hacer billonaría con el contenido de otros, solamente diseñando un “bot“, o robot, o como queramos llamarlo, que “scrapea” nuestro contenido, lo indexa según sus propios intereses y utilizando un algoritmo secreto.

Luego tienen la habilidad de revestir todas estas acciones, que hacen para sus propios intereses, de un halo de servicio público y gratuito. JEJEJE!!, vamos hombre, a otro perro con ese hueso.

El servicio de buscador es una necesidad que tienen para poder ganar dinero con sus servicios publicitarios que ofrecen a empresas y particulares.

No hay nada altruista en ello, lo que hay detrás es un equipo sublime de comunicación que ha sabido vender este sistema como algo que hacen para el beneficio del conjunto de la población.

El dominio del mercado y la imposición de sus reglas para maximizar sus beneficios

Como resultado de su magnífica visión del negocio, y su capacidad para saber sacar beneficios de la mayoría de las cosas que emprenden, han conseguido un gran reconocimiento social. Lo que hace que a la mayoría de las personas no les importe que te espíen y estén analizando tu información personal las 24h/7dias.

Han ganado tanto dinero con la gestión de este modelo de negocio que, prácticamente, están solos en el mismo.

“el buscador de Google disponía el pasado marzo[2017] de una cuota del 92,31%, frente al 2,96 por ciento de Bing, el 2,2% de Yahoo y el 1,05%de Baidu.” 

Esta es la realidad, dominio absoluto, prácticamente en solitario en el negocio de los buscadores. Esto le posibilita comerse casi todo el pastel que destinan las empresas para realizar sus ventas por internet.

Como hay que reconocer que tienen un equipo muy inteligente, y disponen de una información detallada de todo el comercio mundial y de una información detallada de casi todas las personas de primer mundo, son capaces de mezclar todo eso y sacarle el máximo de rendimiento.

Por ejemplo, si tu tienes un sitio web, un sitio con información valiosa y contrastada que puede ser útil a mucha gente, hagas lo que hagas, si otro paga por aparecer antes que tu en el buscador, lo tuyo, para Google, pasa a ser irrelevante y muestra a quien le paga en mejor posición que tu sitio (ten en cuenta que en los móviles son muy pocos los enlaces que muestra en la primera pantalla), y casi todos (dependiendo de la temática) serán de pago).

Pagamos y con creces con nuestros datos y colaboración

Además, gracias a la información que recopila sobre ti, empezará a mostrarte anuncios con la intención de que compres lo que te muestran y así ganar más dinero gracias a ti.

Como ves no le importa mucho tu interés, solo el suyo.

Su equipo pensante nos demuestran que van varios pasos por delante del presente.

Han previsto que puedan ser tratados como un monopolio y se les obligue a “trocear” su negocio en varias compañías pequeñas. Por eso han creado un conglomerado de empresas diferentes, con interacciones e interdependencias entre unas y otras, de tal manera que no puedan ser tachadas de prácticas monopolísticas, aunque todo el mundo tenga claro que son un monopolio.


COMENTARIO DE UN USUARIO DE GOOGLE – FELIZ EN SU IGNORANCIA

“Mentira total, si Google cerrara de golpe sin previo aviso de la noche a la mañana, seria un caos total, nos guste o no dependemos 100% de google y yo encantado, me suda la pija mil veces la tontería de la privacidad y lo que hagan con mis datos, ¿me ha robado las cuentas del banco o algo así por usar Google?, no, pues punto pelota, ¿me ofrecen unos servicios de pm y encima voy a pretender q no se ganen nada?, ¿yo soy el producto?, pues me parece perfecto a cambio de los excelentes servicios que ofrecen.” Tema completo en http://disq.us/p/1r8q7iv


Sus inversiones en tratar de cambiar las leyes, de trasladar sus sedes de unos países a otros, de comprar cientos de compañias que aunque fuese lejanamente pudiesen hacerle sombra han hecho que creen el conglomerado empresarial Alphabet Inc. con intereses tan extensos y tan diversos que aunque se le ataque a un brazo, resurgirá por otro.

¿Porqué la Unión Europea no hace su propio buscador y lo ofrece a sus ciudadanos?

A estas alturas de la vida y del desarrollo de la sociedad tenemos que convenir que hoy día un buscador de internet no es un servicio folklórico, se ha convertido en un servicio esencial para la vida de las personas y de las instituciones.

A pesar de eso está en manos de una empresa privada con un objetivo (legítimo) de ganar dinero para sus accionistas y eliminar en lo posible a la competencia para poder dominar el mercado.

Esto visto como se quiera es una verdadera locura y una dejadez y desidia de nuestros gobernantes que están muy felices de consultar Google una y otra vez, de dejarles que sepa dónde van y cuánto tiempo están y con quién.

Que, de vez en cuando, les gusta ir a las conferencias sobre seguridad en la red o cualesquiera otras que siempre están organizando y a las que asisten como chavales impresionados por lo poderosos y lo adelantados que están en tecnología de todo tipo.

Parece que Linux contribuyó fuertemente a hacer que Microsoft se replantease las cosas y sus prácticas monopolísticas. Ahora están cambiando e incluso hacen buenos programas en código abierto como Visual Studio Code, o apuestan por Github.

Pero, y a causa de la ingente inversión en hardware que hay que hacer, parece que desarrollar un buscador OpenSource que pueda hacerle sombra a Google está todavía muy lejos de ser alcanzable.

Por mucho empeño que ponga la comunidad OpenSource, o los intentos de buscadores que no te espían como DuckDuckGo,  las proporciones del proyecto necesita de la colaboración de organismos internacionales que hagan las inversiones necesarias y que garanticen su correcta utilización.

¿Porqué, si podemos utilizar la red GPS, no han hecho un indexador de la Web?

Está claro que la Unión Europea posee la red de satélites para el uso civil del GPS. Esta red se llama Galileo y está previsto que se finalizará en el año 2020. 

Lo que no está claro es que para qué servirá realmente, ya que sepamos, no tiene previsto crear una aplicación independiente que haga las funciones de Google Maps. 

Ante esto estamos perplejos, nos gastamos una enorme cantidad de dinero para utilizar una mínima parte de su capacidad, dedicando la mayor parte de su potencia a complementar el servicio GPS Americano y Ruso (principalmente militares). Algo de apoyo a la navegación de los buques y usos para emergencias y catástrofes.

En Europa tenemos capacidad para ser autónomos y no depender de Google

¡Vamos! que en Europa tenemos una verdadero legión de software de primer nivel, y desarrollar una aplicación como Maps no será tan costosa, teniendo en cuenta que ya tenemos toda la cartografía pública y libre de derechos.

El problema es que hay que querer y a que no se quiera se dedican los lobbies de estas grandes empresas.

Este es un ejemplo de que tenemos los recursos y sin embargo no queremos utilizarlos, no vaya a ser que Google se moleste!.

Si somos capaces de hacer el Sincrotrón, con unas inversiones descomunales que sus resultados van finalmente a las industrias, porqué no hacemos un esfuerzo y dejamos de depender de una compañía que solo tiene como objetivo conseguir beneficios.

Hay que hacer un buscador para los ciudadanos, que respete su intimidad y que realmente sirva para encontrar la información que buscas. Sin publicidad.  

El verdadero negocio de Google y su fuente de ingresos

El verdadero negocio de Google, con el que obtiene los recursos para conseguir que trabajemos gratis para ellos, es la publicidad.

En el momento que publicas una página web, salvo rarísimas excepciones, te vas a ver obligado a contratar a Google si quieres que tus productos o servicios sean visibles a los usuarios.

En resumen, si pagas, saldrás entre los 5 primeros que es lo que se ve en un teléfono móvil.

Si quieres creerte todos los rollos del White SEO y contratar a unos profesionales que consigan que tengas un gran posicionamiento orgánico, adelante, te va a costar tu buen dinero y ya Google se encarga de cambiar el algoritmo de vez en cuando para que tengas que empezar de nuevo a escalar posiciones.

La eterna duda entre ser práctico y ser independiente

Si quieres ser práctico y si la regla de cuanto más visitas más ventas, no lo dudes, contrata a Google y conseguirás 10, 15, 20.000 o las visitas diarias que quieras. La cuestión va a ser solo de presupuesto.

Además Google tiene una enorme imaginación para hacer coincidir tus palabras claves con cualquier búsqueda que haga un internauta, así se asegura de mostrar tu página más y más veces, aunque no tenga efectos prácticos en tu negocio, y así te facturarán más y más.

Para controlar estos desmanes si que te va a ser conveniente contratar a un SEO ya que como te quedes en manos de la ambición de Google te vas a quedar sin presupuesto en un pis-pas.

Ser práctico te va a suponer invertir una gran suma en publicidad pagada y además contratar a un SEO para que al menos esa publicidad que pagas esté bien orientada.

Las técnicas orientadas a obligarte a contratar “sus servicios de pago” si quieres tener alguna posibilidad de hacer negocio en la web

La inteligencia artificial y el Big Data, le proporcionan una información muy relevante para conseguir maximizar sus recursos.

Así que por mucho que aprendas y optimices tus acciones, vas a depender de un algoritmo secreto que cambian cada vez que quieren y que será el que decida si muestra tu página o no, en función de los intereses de su compañía.

Ahora Bing también se ha subido a este carro, aunque en estos momentos tiene una presencia testimonial de menos del 3%. Al menos te regalan 50€ para que pruebes sus “servicios”.

Google te regala un vale con el que te iguala la inversión que hayas hecho en el primer mes, así de todas formas tendrás que pagar, al contrario de lo que sucede con Bing.

Después de lo dicho queda claro que ya tenemos que dejar de trabajar con las reglas de esta empresa, y sobre todo dejar de creer que son altruistas y que nos regalan cosas.

Ya estamos hartos de trabajar para Google y de que nuestros gobernantes no hagan nada ni siquiera se planteen ponerle freno a esta multinacional.


¡Suscríbete a nuestra newsletter!

suscríbete